Apple tendrá que decir adiós a Lightning en 2024

Los reguladores de la Unión Europea han llegado a un acuerdo final que obliga a todos los smartphones, incluido el iPhone, a usar el conector USB-C para ser cargados. Apple se verá obligada a abandonar su conector Lightning y adoptar este nuevo estándar en sus futuros dispositivos móviles, ya que será obligatorio “en otoño de 2024”.

La normativa también afecta a otros 15 dispositivos como tabletas (iPad incluido también), cámaras digitales, altavoces portátiles, consolas portátiles, auriculares, portátiles (que antes no estaban incluidos) y lectores de libros electrónicos. Además del estándar único de carga la UE ha llegado a un acuerdo para “armonizar” los estándares de carga rápida.

 
 

 

1366_2000

USB-C como conector único en otoño de 2024

El Comité de la Protección del Mercado y los Consumidores (IMCO) del Parlamento Europeo anunciaba el acuerdo en un tweet, y con él se confirmaba la aprobación de un proceso que lleva en marcha desde 2014, cuando se propuso pasar de los aproximadamente 30 cargadores distintos que existían para móviles a “principalmente tres” 

A principios de 2020 el Parlamento Europeo fue más allá y votó a favor de imponer un único conector para cargar nuestros móviles. Desde el primer momento ese conector parecía destinado a ser el USB-C que ahora será el conector universal para multitud de dispositivos, salvo aquellos demasiado pequeños para integrarlo directamente (monitores de actividad, relojes inteligentes o miniauriculares).

2-1_USB-premium-cable

El proceso nunca ha sido del gusto de Apple, que desde hace años defiende el uso de su conector Lightning. Es cierto que la empresa de Cupertino hace uso del conector USB en sus ordenadores y que también lo usó en el reciente iPad Air (2022), pero siempre se ha resistido a hacer ese cambio en los iPhone.

Como explicaban los responsables del Parlamento Europeo en una rueda de prensa posterior, la normativa intenta entre otras cosas reducir la cantidad de residuos electrónicos que se generan por la existencia de varios estándares.

De hecho en el Parlamento Europeo también han hablado de la intención de que el cargador deje de ser incluido con los dispositivos de manera progresiva: gracias a esta normativa aumentarán de forma clara las posibilidades de que los usuarios ya cuenten con un cargador compatible.

La aprobación del acuerdo por parte del Parlamento Europeo era crucial para implantar la normativa. Tras el verano tanto el Parlamento como el Consejo de la UE tendrán que ratificar el acuerdo antes de que sea publicado en el EU Official Journal.

A partir de ahí comenzará a aplicarse tras 24 meses, lo que hará que hasta otoño de 2024 no entre en acción de forma definitiva.

No solo Lightning: MagSafe también amenazado

Es interesante comprobar que la lista de dispositivos que adoptarán este cargador único se ha ampliado hasta 15 dispositivos distintos e incluyen a los ordenadores portátiles, que también tendrán que hacer uso de ese conector para la carga. En este caso los fabricantes tendrán 40 meses para adoptar la normativa cuando esta entre definitivamente en acción.

1366_2000-6

Eso afecta por supuesto a los estándares propietarios que siguen usando algunos fabricantes: Microsoft lo hace con su conector Surface Connect, pero también es destacable el impacto que esto tendrá en el conector MagSafe que había vuelto a sus portátiles y que tendría también que desaparecer en los próximos 40 meses si la normativa tiene una aplicación estricta.

Es cierto también que fabricantes como Apple ofrecen al menos dos alternativas para la carga: tanto MagSafe como USB-C en su caso. Queda por ver si la UE permitirá que se ofrezcan ambas alternativas u otras siempre y cuando USB-C sea una de ellas. Aquí la duda es que si eso se permite el objetivo de reducir los residuos electrónicos no pueda cumplirse de forma tan clara.

Actualidad_246490032_130015578_1060x760

Es por tanto probable que este año sigamos viendo cómo los nuevos iPhone o algún iPad cuentan todavía con el puerto Lightning, pero quizás en 2023 tengamos los primeros iPhone que usen el conector USB-C. Queda por ver no obstante si Apple acaba yendo a los tribunales para retrasar más la cosa.

Uno de los portavoces respondió además a la pregunta de qué pasaría con Apple ante esta regulación. “Tengo que ser categórico”, destacó, “si Apple quiere comercializar sus productos en nuestro mercado interno, en dos años tendrán que usar el estándar USB-C”. Esta legislación, apuntaba “no está dirigida solo a Apple, sino a quince tipos de dispositivos que tendrán que usar USB-C”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *